Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Lola Campos-Herrero’ Category

Lola y Viggo

No puedo olvidar el cumpleaños de Viggo Mortensen, porque ese día murió Lola Campos-Herrero. No puedo olvidar el fallecimiento de Lola, porque ese día Viggo pone una vela más en su tarta de aniversario.

Hace cinco años que me despertaba la voz de Victoriano en Madrid. Estaba de vacaciones con el Hombre, durmiendo en casa de Serafine.

Hace cinco años que no pruebo el amanecer africano y su cabellera roja, como una hoguera, no ilumina la oscuridad de las salas de la Filmoteca.

Hoy no hay jam session de microrrelatos en su honor, pero sigue viva y vigente y dulce y hermosa. Hoy, todavía, no hay palabras que puedan definir ni llenar el hueco que dejó cuando se fue por sorpresa.

Espero que su espíritu o su energía o su ejemplo flote sobre mi cabeza siempre, con esa sonrisa discreta suya. Como una musa amable,  con el corazón lleno de ideas oscuras y buenos sentimientos, con el bloc de notas siempre en el bolsillo de la túnica.

Read Full Post »

Como cada otoño (y con un poco de retraso sobre la fecha habitual) Matasombras convoca el V Memorial Dolores Campos-Herrero, Jam Session de Microrrelatos.

Se trata de un acto público efímero y ameno, espontáneo y poco solemne en el  que, anualmente, autores y autoras de todas las edades y estilos, tanto noveles  como experimentados, se reúnen para una lectura de minificciones, con orden  improvisado, para celebrar, a un mismo tiempo, el cuento pigmeo y la memoria de  Dolores Campos-Herrero, destacada  escritora fallecida el 20 de octubre de 2007.

En esta ocasión,  la cita será el 7 de noviembre de 2011, a las 20:30 horas, en la  sala Cuasquías de Las Palmas de Gran Canaria (San Pedro, 2).

Dolores  Campos-Herrero, además de como periodista y escritora, se distinguió por su decidido apoyo a los nuevos autores. Por eso, uno de los objetivos principales de este Memorial es el descubrimiento de nuevas voces, de microrrelatistas emergentes que vengan a sumarse a quienes ya atesoran cierta experiencia en el campo de la minificción.

Te invitamos, si eres microrrelatista, a participar con tus propias creaciones. Ni siquiera es necesario que avises previamente: preséntate allí con tus textos y apúntate a  los turnos de lectura.

El Memorial  Dolores Campos-Herrero pretende ser un acto de lectura improvisada y poco solemne, pero eso no quiere decir que deseemos un acto desorganizado y poco ameno, así que, basadas en la experiencia de ediciones anteriores, las convenciones
que se adoptarán este año serán las siguientes:

1. Entenderemos por microrrelato una obra de  ficción en prosa, de temática libre, con argumento independiente y
autosuficiente, que utilizará el mínimo posible de palabras
(a los efectos de esta convocatoria se aceptarán textos con un máximo de 250 palabras, pero, en todo caso, se ruega a los autores que prefieran los textos más breves a los más extensos).

2. La participación será individual. Esto es: no se admitirá la asistencia en nombre de instituciones, agrupaciones,
asociaciones, colegios o cualquier otro ente de naturaleza colectiva. Cada participante asistirá a la jam session como persona individual y de este modo  defenderá su texto.

3. No se admitirán preámbulos ni epílogos a los microrrelatos (cada texto deberá explicarse por sí mismo), discursos o
cualquier otro tipo de intervención que no sea la lectura de microrrelatos
,  excepción hecha de la presentación y la despedida del acto y las intervenciones  de los moderadores, en caso de que sean necesarias. Tampoco serán admitidas
lecturas de textos de otros autores diferentes a las personas que los leen, salvo en el caso de permiso expreso del autor de aquéllos para su lectura en la convocatoria.

4. El acto comenzará y finalizará con la lectura de microrrelatos de Dolores Campos-Herrero, por parte de sus familiares, o de
aquella persona o personas que estos designen.

5. Cada turno de intervención constará de un solo  microrrelato, pero no existe un número máximo de turnos de intervención. Una vez realizada una primera ronda de lecturas, cada autor o autora podrá volver a intervenir cuantas veces le parezca oportuno hasta la finalización del acto.

6. Se entiende que por el  hecho de participar en la convocatoria, los autores y autoras acatan tácitamente estas convenciones.

Las únicas cosas  serias del evento, serán esas seis convenciones. Por lo demás, esperamos  contar, como otros años, contigo y con tus textos.

Read Full Post »

Hoy se cumplen exactamente cuatro años desde el día en que Lola nos dejó echándola de menos en esta esquina del Universo.

En mi caso, la noticia me atropelló en Madrid, borracha de amor a la vera del Hombre, cuando lo nuestro era pura fogalera clandestina. Victoriano fue el encargado de ponerme al corriente vía móvil, con toda la dulzura del mundo pero despertándome a un mundo sin Lola. Alexis le siguió a los minutos, desconcertado, con la voz sonando a niño que acaba de descubrirse huérfano o sin Reyes y sin mitos.  

La escapada de amor se convirtió en un rosario de lágrimas por el transporte público madrileño. Incrédula yo también, huérfana de amaneceres africanos, libros dedicados y charlas siempre amables y placenteras.  Incluso de conexión con otra gente, porque a través de Lola encontré a sus hermanas, a Eduvigis, a Silvia y a Dobrina. Y a Borges, Melville, Shua. El universo de Lola estaba lleno de gente entrañable, además de humor oscuro, de libros y de viajes.

Estoy segura de que ahora garrapatea notas en su cuaderno y marea a ratos su té humeante con la cucharilla. También de que en la nube de al ladito están Dorothy Parker y Marisa, como mínimo. Quizás la Marguerite Duras que saludó a Emilio González Déniz por una calle parisina o el Samuel Beckett que le invitó a una comida dejándose ganar al billar. O mi Gerald Durrel corfiota, pilotando un bote cargado de animales.

No creo en una vida más allá de ésta, pero de alguna forma sí que creo en que ella nos mira desde alguna nube siempre benévola y hasta en que nos llena el camino de cosas buenas.

Read Full Post »

Malqueda

El día de ayer fue importante para mí por dos razones básicas: se cumplía el primer aniversario de la muerte de Lola Campos-Herrero y Viggo Mortensen trasponía la barrera de los cincuenta octubres.

Al matasombras de Lola llegué apurada, al trote desde doce horas de trabajo en Casa África y cruzando un cachito de ciudad y de noche templada. Tarde, como es habitual, porque como bien indica Yeya, las horas del día no se me estiran entre las manos como suave plastilina.

Leí dos textos de Trini todavía sin resuello y a segundos de que Michel pusiera punto final al memorial, con unos piropos a Lola y de Lola. Precisamente, entre otros, a Viggo Mortensen.

Dejé atrás a Marc, subiéndose a las paredes en casa, porque no llegaba, ni llamaba y le acosan los fantasmas familiares solo en casa. Así que abandoné a Judith, Alexis, Berbel, Luis León Barreto, Rosario Valcárcel, Carlos Álvarez (al que casi derribo al entrar en tromba en el Cuasquías), Juan Carlos de Sancho, Santiago Gil, Antonio Becerra y otros colegas, algunos abonados a una cerveza en la terraza, objetivo de los mosquitos más belicosos de la isla, para abrazarle.

No llevé algo propio encima que desgranar en nuestra cita con el recuerdo de Lola, esa mujer que nos dejó a todos huérfanos de cariño y guía y esa escritora que llegaba a su mejor momento cuando se la llevó la muerte. Algo que -en mi caso, opino- debería honrar también a la figura de Viggo, ese hombre de belleza peculiar y asimétrica y carisma que engancha como el chocolate lindt.

Tarde, hoy, y si la inspiración y Cadena Ser lo permiten, escribiré unas líneas en honor a los dos desde este teclado. No es una promesa, porque tengo un algo de malqueda que me previene de hacerlas. Es más bien un deseo de tributo que espero convertir en realidad en las próximas horas.

En cualquier caso, no puedo cerrar esta entrada sin repetir una vez más en voz alta “te extraño tanto, Lola” y sin imaginar, una vez más, cómo sabrá la boca partida y fina de mi Viggo.

Read Full Post »

El próximo lunes, 20 de octubre de 2008, a partir de las 20:30, el Matasombras literario de la sala Cuasquías (San Pedro, 2) reabre sus puertas para la celebración del II Memorial Dolores Campos-Herrero, consistente en una jam session de microrrelatos originales con la cual se pretende honrar la memoria de esta excelente autora, que destacó especialmente en este campo. Con este acto, Matasombras se suma a los homenajes que tendrán lugar en este primer aniversario de su prematura desaparición.

En el acto, cuyo desarrollo tendrá carácter improvisado, leerán microrrelatos (piezas narrativas de, como máximo, unas trescientas palabras) Marisol Campos-Herrero, Antolín Dávila, Juan Carlos De Sancho, Carlos Álvarez, Luis León Barreto, Rosario Valcárcel, Carlos de la Fe, Eduardo González Ascanio, Emilio González Déniz, Judith Bosch Molina, Santiago Gil, Dobrina Gospodinoff, Silvia García, Pepe Olivares, Michel Jorge Millares, Antonio Becerra y Alexis Ravelo, entre otros. Además, la organización invita a todos aquellos autores que lo deseen a participar en el evento con piezas literarias de estas características.

Read Full Post »

afribuku

Cultura africana contemporánea

EL ASOMBRARIO & Co.

Revista cultural online creada por Manuel Cuéllar. Desde el 12/12/2012.

lakkal

notes au fil des choses/footnotes to things

Planet Ruge

you can't be serious

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.881 seguidores