Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Bipolar

Al menos, para las mujeres, tiene mejor gusto. Las desea hermosas: con curvas blandas y sonrisas de acogida.

Para otras cosas, se reconoce un esclavo de los tiempos modernos, obsesionado por la comida dietética, el gimnasio y la privación.

Lo cierto es que se rumorea que a Don Perfecto le gusta recompensarse por sus castigos diarios en la cama.

Dicen que allí disfruta acariciando tripas palpitantes y escotes generosos y, en sus noches más locas, dando de comer con sus propias manos a su amante de turno, con la gula pintada en los ojos .

Read Full Post »

Anoche, bien tempranito, Marc analizó con ojo crítico el contenido de mi bolsa de viaje y abrillantó mis botas favoritas para que tengan un aspecto pasable. Al ratito, me ha sermoneado un poco sobre los deberes del representante de otra institución o persona y me ha aleccionado sobre el trabajo excelente que debo hacer. Luego, me ha arropado, lambuseado tiernamente y achuchado antes de que cayéramos como piedras en un sueño casi cataléptico.

Hoy agarro un vuelo a la pluviosa Bilbao. Viaje laboral repentino, que se dice.

Marc me acaba de decir al oído, vía móvil, que ya está triste de pensar en que no me ve durante dos días. Y cosas de mujer o de cinéfila o de apaleada por la vida, mientras me hablaba yo me lo imaginaba invitando a tomarse una cervecita y ver el fútbol en casa a los colegas del barco por el que anda ahora y a la mitad de los vecinos de La Isleta.

Vuelvo el viernes, completa y enchumbada supongo, después de pasear los deberes de francés, el borrador de un libro y ropa de abrigo que no usaba desde Dublín, inicio de siglo, por el norte de España.

Con un ojo miro al solajero que me insulta desde el patio mientras tecleo, apuradita. Me recogen en nada. Como diría Silvia García, gran poeta y mejor cuentista, besichos hasta la vuelta.

Read Full Post »

Día gandul

Llueve fuera, Eva Arguiñano tapa lonchas de jamón con papel y Marc canta en la cocina, mientras desescama pescado. Ayer fuimos a ver a los Harlem Globetrotters y hoy espero que nos pasemos por el Vinilo, a disfrutar de un ratito de la fiesta de Antonio de la Gándara. No tengo muchas ganas de escribir: sólo apetece tumbarse en el sofá color picota a ver Hoy cocinas tú. Pero toca limpiar el baño, recoger la habitación de invitados y perpetrar los deberes de francés.

Para animarme el festivo, recupero dos de las publicidades que más me gustan a día de hoy, que diría Marc.

Me encanta el invierno :)

Read Full Post »

Ya puestos

Un fragmento de una de mis series favoritas de infancia-juventud: una rareza australiana denominada Deja la sangre correr. Feliz fin de semana largo a todos.

Read Full Post »

Elvira Lindo

La cosa va de nombres propios de mujer y de un texto con el que estoy totalmente de acuerdo y que se puede leer aquí.

Puntualizo desde esta esquinita del mundo que también creo que el dolor es, normalmente, más intenso cuando más cerca te toca la tragedia y que comprendo que, en esta isla, nos afecte especialmente el caso del JK5022. Sin embargo, también afirmo que la muerte que a mí más me duele entre las víctimas de ese vuelo no es la de un canario, si no la de una vecina de mi ciudad que procedía de Madrid y, por extensión, la de toda su familia, abonada a la zeta.

Con Elvira coincido especialmente en que la batalla por chupar cámara de los políticos es totalmente despreciable y que patrimonializar el dolor, ponernos a competir por ver quién sufre más, es un pasatiempo estéril y triste.

Read Full Post »

Marisa

La entrada anterior, vacía y limpia como un cachito de meseta castellana, no es un error.

Se trata del título y de la plantilla para un texto inofensivo, alegre, que empezaba a escribir este miércoles. En él pensaba colar algunos apuntes sobre Carmen Jiménez y su novela ganadora del premio Café Gijón del año pasado y sobre mi obsesión con Alexander McCall Smith, sobre el brillo que casi daña la vista de los girasoles sorianos, sobre el burro Miguel rebuznando por las mañanas en la parada de tren abandonada de Quintanas de Gormaz, sobre el reencuentro con Loli y su familia en un bareto lleno de humo y ruido de fichas de dominó, sobre el rabo de toro en salsa y los mercados medievales, sobre despertarse con Diego aporreando la puerta y entre los brazos de Marc a una mañana cargada de promesas de piedra, lluvia y, de nuevo, girasol.

Sin embargo, Marc me llamó esa misma mañana al trabajo para avisarme del accidente de Spanair en Barajas, en aquel momento sólo un incidente nimio aunque aparatoso, y la entrada quedó aparcada para siempre. Sobre todo, porque a lo largo del día nos enteramos de que el incidente era una tragedia y el contador de vidas perdidas se disparó hasta llegar a 153.

Supongo que, como todo canario, forzado por las circunstancias a coger el avión a modo de guagua, tuve la certeza de que yo habría podido estar en ese vuelo. Y también tuve la certeza de que podría haber perdido a la mitad de mi familia, que volaba al día siguiente con Spanair, y de que había alguien que conocía en el avión.

Vivimos en una isla. Pasan los años, los trabajos, las citas, los encuentros y el entramado de amistades y conocidos se extiende. Todo te toca, aunque sea de lejos. Así que tuve la certeza de que alguien de aquel avión me tocaba y deseé que fuera muy en la distancia.

Pensé que había logrado que la tragedia no me afectara directamente cuando pasó la noche sin alarmas, pero Julio y Floro me llamaron el jueves por la mañana para avisarme de que iba a ver una cara conocida en la primera página del periódico del viernes.

En el JK5022 falleció Marisa, ex jefa, compañera de letras y amiga. También murieron con ella Mario y sus dos niños, Sergio y Víctor, tres caras que formaban parte del paisaje de mis domingos animando al Granca. Una familia entera, cuatro pasados-presentes-futuros, muchos proyectos y, en el caso específico de Marisa, un corazón más grande que el Centro Insular de Deportes y una sonrisa que no se olvida.

¿Qué más puedo decir, salvo que se me ha quedado el corazón más vacío y limpio que la estepa castellana?

Read Full Post »

Read Full Post »

Rapidito

Dos recomendaciones de lectura: ésta y ésta.

Y un poquito de humor gráfico olímpico aquí.

Preparándome para el infierno estoy, tal que un viejo Yoda hablando.

Read Full Post »

Breve entrada para explicar también que ayer visitamos la exposición del CAAM, sobre Renau, con la dolorida Yeya de guía e intérprete. Una cosa profundamente ideológica, simplona a ratos y bastante inquietante, en mi opinión, al regurgitar un cachito sanguinolento y tenebroso de la historia española en las salas del museo.

Renau me pareció atrevido, combativo e interesante en los treinta y demagógico y radical en los sesenta. Su paso por Alemania Democrática lo retrata, en mi opinión, como alguien que se quedó anclado en la Guerra Civil y que perdió el sentido crítico. Como dice Yeya, la guerra es gloria si es roja y mercantileo, agresiones a la infancia y terror si es facha.

Para mí la guerra es mala en cualquier caso y siempre prefiero a Orwell.

Y cierro la posdata, escuchando a Black Strobe.

Read Full Post »

No te irás a la cama sin aprender algo nuevo cada día.

Como que “ño”, expresión de sorpresa casi inconmensurable en el acervo lingüístico canario, viene a ser el nombre, en la cultura fang, de la siseante, ondulante y escamosa serpiente. Algo que da un giro de 180 grados a mi percepción de las campañas publicitarias de Hiperdino, por ejemplo, poniéndome en la piel de un fang patidifuso, porque un montón de blancos se dedican a circular festivamente por un hipermercado, metiendo latas en un carrito y cantando el nombre del temible reptil con una sonrisa de oreja a oreja.

O como que en algunas culturas africanas la gente se pone poéticamente eufemística y bautiza el sexo de mujer como “el punto donde se unen las dos piernas”. Algo que yo rebautizaría como “la secreta caverna donde se unen los muslos”, en nuestro caso, y, en el caso masculino, como “el bache/la colina/la montaña/el majestuoso Teide donde confluyen tus peludos aductores, mi amor”.

Hoy espero encontrar un rinconcito para seguir picándome con Ruymán y me preparo para celebrar el Día del Libro garrapateando microrrelatos en mi moleskine y sacando fotos a los cuentacuentos. Tocan Boni Ófogo y Agnès Agboton, que también es escritora.

Feliz día.

Read Full Post »

« Newer Posts

afribuku

Cultura africana contemporánea

EL ASOMBRARIO & Co.

Revista cultural online creada por Manuel Cuéllar. Desde el 12/12/2012.

lakkal

notes au fil des choses/footnotes to things

Planet Ruge

you can't be serious

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.879 seguidores